Luces Navideñas: Una guía de apreciación | The Source Weekly - Bend, Oregon

Luces Navideñas: Una guía de apreciación

De una calificación a las luces de su vecindario con este sistema de ayuda

Uno de mis mejores recuerdos de niño de la Navidad de los años 70s fue viajar en la camioneta de la familia, "Bessie," para ver las luces navideñas mientras me quejaba con mis padres por querer de nuevo un tentenpié. Había algo mágico en esa tarde familiar en donde el terreno se transformaba en un paraíso invernal resplandeciente a expensas de la columna lumbar de alguien.

Luces Navideñas: Una guía de apreciación
Pexels

Mi papá siempre se aseguró que nuestra casa fuera ejemplar en su presentación de la decoración navideña iluminada y hasta la fecha, sus exhibiciones legendarias hacen que mis propios intentos se vean como aquellos de un chiquillo del que no están al pendiente teniendo un un juguete Lite-Brite.

No sabía nada de chiquillo en relación a todo el trabajo que implica el producir una exhibición casera que le encante a las personas que pasan por la casa y que fastidie a los vecinos. Pero ahora que soy una persona adulta (más o menos), me enorgullece el subirme al techo y el gatear alrededor del jardín por el amor de constar con un espectáculo navideño que me hace sentir como si me hubiera torcido todo menos mi ombligo.

Tal vez debido al esfuerzo enorme que pongo en mi propia casa, me he convertido un poco en un presumido al evaluar las luces de los demás, al punto que he creado las siguientes categorías:

El Griswold

Este tipo de exhibición es la que espero cada año. Incluye cada guía de luces que se pueden sacar del ático, junto con un carrito comprado tan pronto como Walmart reemplace las calabazas Mellowcreme con los pasteles navideños Little Debbie a finales del mes de octubre. Este es el tipo de exhibición abrumante que podría causar daño agudo a la retina al estar expuesto por mucho tiempo. De verdad que es un espectáculo, si te atreves.

El Mi esposa me hizo hacerlo

Esta exhibición (si se puede llamar así) está claramente instalada bajo presión y probablemente durante los comerciales del partido de fútbol americano de los Vaqueros de Dallas. Las luces desordenadas se ven como si hubieran sido engarzadas por alguien atacado por avispones e incluyen el mínimo de luces, tal vez una guía de luces y un Cascanueces inflable que se hunde. Es mejor que no tener nada pero apenitas si la hace.

El tramposo

Es obvio que alguien pagó bastante dinero para que un profesional hiciera todo el trabajo de esta exhibición geométricamente precisa junto con una cobertura meticulosa. Es hermoso, sin duda, al margen de Griswold, pero yo digo que si no estás de malas y necesitas una dosis de pastillas para el dolor cuando hayas terminado de poner las luces, no cuenta.

El Grinch

Esta es la casa sin ni siquiera un niño Jesús de plástico brillando en la entrada de la casa, un solo venado barato iluminado en el jardín o hasta una corona de piñas en mal estado frente a la puerta principal. Casi ostentosamente obscuro y sombrío.

Cuando veo estás casas durante las fiestas decembrinas, a menudo me cacho diciendo cosas como, "¿Cómo es posible que no pusieron ninguna decoración? ¿Ya se les terminó el Tylenol?

Mi esposa contesta, "Tal vez no pueden costear las decoraciones. Pueden estar enfermos o ser de edad avanzada. O tal vez no celebren la Navidad."

De ahí me siento como el Grinch, Scrooge, el abominable hombre de las nieves, Heat Miser, Sr. Potter, Frank Shirley y Scut Farkus, todos dentro de la lista de traviesos insensibles.

Durante esos momentos es cuando necesito un buen sermón de parte de Linus de "Una Navidad de Charlie Brown". Claro, Snoopy tiene las mejores luces pero Linus sabe de qué se trata la Navidad.

Comments (0)

Add a comment

Add a Comment

Newsletter Signup

Get Social

Want to Advertise With Us?

For info on print and digital advertising, >> Click Here